Este documento plantea alternativas y posibles estrategias ante la escasez de equipos de protección individual (EPI) en situación de crisis. Deben ser evaluadas antes de su aplicación excepcional.

La forma óptima de prevenir la transmisión es usar una combinación de todas las medidas preventivas, no solo EPI. La aplicación de una combinación de medidas de control puede proporcionar un grado adicional de protección, incluso si una medida falla o no está disponible.

Este enfoque está destinado a usarse cuando los equipos de protección individual (EPI) son tan limitados que ya no es posible aplicar de forma rutinaria las recomendaciones existentes. Es posible que sea necesario considerar alguna de estas medidas o una combinación de ellas, siempre de forma excepcional y mientras persista la situación de escasez.

Más Información

En el escenario actual de transmisión comunitaria sostenida generalizada es crucial mantener la capacidad de respuesta de todos los sectores económicos cuya actividad continua para asegurar la prestación de servicios esenciales a la comunidad.

En este contexto, los servicios de prevención de riesgos laborales (SPRL) están llamados a cooperar con las autoridades sanitarias, adaptando su actividad y recomendaciones con el objetivo general de limitar los contagios de SARS-CoV-2. Dado que el contacto con el virus puede afectar a entornos sanitarios y no sanitarios, corresponde a las empresas evaluar el riesgo de exposición y seguir las recomendaciones que sobre el particular emita el servicio de prevención, siguiendo las pautas y recomendaciones formuladas por las autoridades sanitarias.

Es imprescindible reforzar las medidas de higiene personal en todos los ámbitos de trabajo y frente a cualquier escenario de exposición.

Más Información

El Govern ha anunciado este miércoles que será quien, junto con la colaboración del sector, dictará las directrices de la actividad de la construcción durante el estado de alarma decretado por el Gobierno por el coronavirus.

En una nota de prensa, el conseller Pons ha informado de una reunión con todos los agentes económicos y sociales para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad y sanitarias.

En este sentido, Pons ha asegurado que, pese al decreto, no se paraliza la actividad de la construcción. "La continuidad de la actividad, tanto en obra pública como privada, es muy positiva por la importancia estratégica del sector y su peso económico, pero debe llevarse a cabo con todas las garantías de seguridad laboral", ha dicho.

Los agentes implicados han acordado coordinarse para que la actividad se desarrolle en estos términos de máxima garantía. Así, con la colaboración de todos los agentes y la coordinación del Govern, se redactará un documento de directrices que se elevará al Consell de Govern para que queden "bien definidas las condiciones de desarrollo de la actividad en el sector de la construcción".

En la reunión, que se ha hecho por videoconferencia, con el sector de la construcción liderada por la Conselleria de Movilidad y Vivienda, ha participado también el director general de Vivienda, Eduardo Robsy, y la gerente del IBAVI, Cristina Ballester.

Más Información

Para contener la expansión del coronavirus, el CGATE ha establecido, conjuntamente con el Consejo Superior de los Colegios Arquitectos de España (CSCAE), unas pautas de actuación en los centros de trabajo y obras en curso

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) ha solicitado al Gobierno un programa de ayudas económicas que permita, afrontar con garantías, la recuperación de la actividad de la construcción en los próximos meses.

Esta corporación prevé una brusca caída del número de visados de obra nueva y rehabilitación a causa de la ralentización y la progresiva paralización de las obras por el coronavirus. El CGATE colabora desde hace años con el Ministerio aportando, a través de los distintos colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, estas cifras de evolución del sector de la edificación.

«Somos uno de los sectores con mayor peso, no sólo en la economía sino también en el empleo directo e indirecto del país y, por tanto, con un importante impacto en un gran número de profesionales, por lo que pedimos un programa que ayude a reflotar la actividad castigada por el coronavirus», explica Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

La declaración del estado de alarma no conlleva la paralización de las obras, lo que ha llevado al sector a solicitar al Gobierno que tome la iniciativa y les exonere de seguir trabajando

Fueron muchos los españoles que, este lunes por la mañana, al mirar por la ventana de sus casas, se quedaron sorprendidos al comprobar que la obra de enfrente seguía en marcha. Pero ¿el Gobierno no ha ordenado parar también las obras? Se preguntaron. Y la respuesta, sencillamente, es no.

Ni entre privados (una promoción de chalés, por ejemplo) ni cuando el cliente es la Administración pública (las obras del AVE), en ningún caso el estado de alarma decretado para combatir la expansión del coronavirus conlleva la paralización de estos trabajos, según reconoce oficialmente el propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

“El decreto de alarma no incluye la paralización de las obras. En cualquier caso, la empresa contratista tiene que seguir las recomendaciones de Sanidad, como en todos los trabajos, para garantizar la salud de los trabajadores”, señalan desde la cartera dirigida por José Luis Ábalos.

Más Información

La patronal pide estudiar un paquete de medidas de ayuda al sector y exige a Ábalos que aclare la situación de la edificación

Los promotores de vivienda tienen dudas sobre qué va a ocurrir con el sector en pleno estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado sábado. La Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña) ha solicitado al Gobierno y, en concreto, al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que clarifique la situación de mantenimiento de la actividad del sector promotor y constructor en los centros de trabajo y en las obras en curso, según un comunicado emitido por la patronal.

Daniel Cuervo, secretario general de APCEspaña recuerda  que el decreto no contempla la paralización de las obras de construcción de edificación por lo que son centros de trabajo abiertos en los que se está realizando actividad laboral. Pero lamenta algunas situaciones: "La realidad que se está dando en el día de hoy en algunas obras del territorio español es que la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están obligando a cerrar las obras pero no tienen el respaldo legal para hacerlo y no les acredita ninguna orden para llevarlo a cabo. Esta cuestión necesitamos que se nos aclare por el Ministerio de Trasporte, Movilidad y Agenda Urbana puesto que las consecuencias que supone el cierre de una obra son irreversibles para las empresas y sus trabajadores.

A pesar de que el sábado pasado se decretó el estado de alarma para intentar frenar la expansión del coronavirus, hoy cientos de obreros han acudido a las obras de las viviendas.

Como cada mañana, cientos de cuadrillas de obreros en toda España han acudido a pie de obra a trabajar. A pesar de que el sábado pasado se decretó el estado de alarma para intentar frenar la expansión del coronavirus, que ya ha matado en España a más de 300 personas e infectado a más de 9.000, esta mañana la práctica totalidad de las promociones actualmente en marcha en la Comunidad de Madrid continuaban con su actividad, lo que ha provocado el desplazamiento de miles de personas.

Así lo confirmaba esta mañana, a través de un comunicado, la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña), que ha solicitado al Gobierno y, en concreto, al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que clarifique la situación de mantenimiento de la actividad del sector promotor y constructor en los centros de trabajo y en las obras en curso.

Página 3 de 3

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que aceptan su uso.