¿Por qué no paran las obras? Las empresas esperan que el Gobierno imponga el cierre

La declaración del estado de alarma no conlleva la paralización de las obras, lo que ha llevado al sector a solicitar al Gobierno que tome la iniciativa y les exonere de seguir trabajando

Fueron muchos los españoles que, este lunes por la mañana, al mirar por la ventana de sus casas, se quedaron sorprendidos al comprobar que la obra de enfrente seguía en marcha. Pero ¿el Gobierno no ha ordenado parar también las obras? Se preguntaron. Y la respuesta, sencillamente, es no.

Ni entre privados (una promoción de chalés, por ejemplo) ni cuando el cliente es la Administración pública (las obras del AVE), en ningún caso el estado de alarma decretado para combatir la expansión del coronavirus conlleva la paralización de estos trabajos, según reconoce oficialmente el propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

“El decreto de alarma no incluye la paralización de las obras. En cualquier caso, la empresa contratista tiene que seguir las recomendaciones de Sanidad, como en todos los trabajos, para garantizar la salud de los trabajadores”, señalan desde la cartera dirigida por José Luis Ábalos.

Más Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continua navegando, consideramos que aceptan su uso.